Radio Universidad Online

Una nueva esperanza para enfermos de IRC de Villa El Carmen

Johan Rodríguez, es un señor de aproximadamente  60 años de edad, él habita en San Rafael del Sur, municipio de Managua y asegura que su vida no ha sido fácil. Desde joven ingresó a laborar en el Ingenio Montelimar, ubicado en el municipio  de San Rafael del Sur. Durante su vida este ha sido su único medio de subsistencia, pero hace algún tiempo fue diagnosticado con Insuficiencia Renal Crónica (IRC) y producto de las implicaciones de la enfermedad quedó desempleado.

Su estilo de vida cambió; buscó empleo en otros sitios, pero le fue negado por su condición de salud y ahora por su edad. “Mientras muchos mueren por esta enfermedad, otros aún en estas condicionesbuscan oportunidades para poder llevar el sustento a sus hogares”, relató Rodríguez.

Hace aproximadamente cinco años más de 150 hombres que se encontraban en una situación similar a la de Rodríguez en el municipio de Villa El Carmen, decidieron organizarse para presentar un proyecto que les permitiera obtener ingresos para su economía familiar y seguirse sintiendo útiles a la sociedad.

“Pasamos luchando 5 años y gracias a Dios lo logramos, seguiremos trabajando para tener beneficios para los demás y llegar a un punto largo”, indicó Rodríguez, quien ahora es presidente de la Cooperativa Textil de Servicios Múltiples Manantial de Agua Viva R.L; un proyecto que fue aprobado y financiado por la Corporación Montelimar, tras cinco años de demanda y negociación.

Fotografía: Freddy Rios/Radio Universidad.

Según Rodríguez, el proyecto se logró por el cumplimiento de la estrategia de Responsabilidad Social Empresarial de la Corporación Montelimar, trabajando de la mano con la Asociación Montelimar Bendición de Dios (AMBED) y la oficina del Asesor en Cumplimiento Ombudsman del Grupo del Banco Mundial (CAO, por sus siglas en inglés).

Juan Dumas, de la CAO, la oficina del Asesor en Cumplimiento Ombudsman del Grupo del Banco Mundial, expresó que el trabajo de mediación y acompañamiento durante el proceso de diálogo entre las partes  fue determinante y aunque no fue un proceso fácil hoy es una realidad que beneficia a estas personas y a la comunidad.

“Uno de los principales objetivos de la cooperativa, es crear comunidades sostenibles con la ejecución de este proyecto autosostenible del taller textil”, destacó Dumas.

Fotografía: Freddy Rios/Radio Universidad.

Por su parte Martha Gutiérrez Morales de la Asociación Montelimar Bendición de Dios, dijo a Radio Universidad que “este proyecto es un motivo de alegría, pues en este ven una buena alternativa de sustento que beneficiará a todos los socios”.

Los esfuerzos realizados permitirán que esta cooperativa represente una oportunidad de ingreso para mejorar la economía familiar de ex trabajadores, quienes actualmente por su avanzada edad o por padecer de IRC no tienen acceso a otras oportunidades laborales, según explicó el presidente de la cooperativa.

Fotografía: Freddy Rios/Radio Universidad.

Actualmente, 169 socios mejoran su economía familiar con la puesta en marcha del taller textil que fue reinaugurado el 23 de noviembre, pero que entró en funcionamiento desde el mes de agosto de 2018 con la confección de más de 3,000 uniformes para la  Corporación Montelimar.

El proyecto impactará directamente en las familias de estos 169 socios, además de generar 12 empleos directos para la operación del taller en este municipio de Managua.

El aporte de la Corporación Montelimar para este proyecto fue de 2 millones 626 mil 806 córdobas, además se brindará un acompañamiento a la cooperativa para que gradualmente desarrolle la capacidad de administración y autogestión para su debido funcionamiento y así lograr  el mayor beneficio para los  socios.

Fotografía: Freddy Rios/Radio Universidad.

La IRC en Nicaragua

La Insuficiencia Renal Crónica es una enfermedad que se caracteriza por el deterioro progresivo de la función renal que tiene como consecuencia que el riñón pierde la capacidad de producir orina, y a su vez de eliminar las toxinas de la sangre, entre otras funciones que son necesarias para la vida.

En Nicaragua, entre el 2016 y 2017 se contabilizaron 492 mil 314 personas con enfermedades crónicas, de estas, 8,257 con Insuficiencia Renal Crónica, según el último censo de crónicos y atenciones ambulatorias realizado por el Ministerio de Salud de Nicaragua durante el 2017.

Deja un comentario