Radio Universidad Online

Aumentan los feminicidios en Nicaragua según denuncian organizaciones civiles

Del 01 de enero al 31 de diciembre de 2020, se registraron 71 feminicidios en Nicaragua, según registros del Observatorio de la organización Católicas por el Derecho a Decidir CDD, con lo cual aumentaron en 8 en comparación al año 2019, cuando se reportaron 63 feminicidios.

Aunque la policía nacional que lleva los registros oficiales en el país a la fecha no ha presentado los datos de la violencia contra las mujeres ocurridas en el 2020, sin embargo, las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres consideran que hubo un aumento de la violencia, según este monitoreo de CDD.

De los feminicidios ocurridos en 2020, de acuerdo a CDD, 35 eran mujeres entre los 18 y los 34 años de edad, 5 niñas menores de 12 años y 6 adolescentes entre los 12 y los 17 años de edad.

Estos hechos de violencia contra las mujeres en 2020 en Nicaragua, dejaron como resultado además del luto familiar, 115 niños, niñas y adolescentes huérfanos de madre.

De acuerdo al monitoreo de CDD, la mayoría de los agresores eran parejas, ex parejas y conocidos, de los cuales 22 han sido sentenciados, 12 se encuentran en proceso judicial, 2 están prófugos, 17 casos se reportó impunidad y otros 9 agresores se suicidaron.

El informe final del año 2020 de CDD señala que “el Estado de Nicaragua se muestra ausente y ante las dificultades geográficas, lejanía y pobreza, la impunidad prevalece en las mujeres rurales”.

Las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres señalan en este informe que “ante la magnitud y gravedad de los feminicidios en Nicaragua, demandamos el fortalecimiento del marco jurídico, para la prevención, sanción, erradicación de la violencia contra las mujeres y el desarrollo de nuevas estrategias y políticas públicas, para proteger la vida y la integridad de las mujeres y niñas”.

La violencia contra las mujeres y los feminicidios como violencia extrema es una pandemia histórica de nunca acabar en Nicaragua y en muchos países de América Latina, señaló por su parte Maricé Mejía, enlace nacional de la Red de Mujeres Contra la Violencia RMCV.

“En Nicaragua es muy particular la situación que estamos enfrentando porque estamos ante múltiples crisis, el deterioro de los derechos humanos, la invisibilización de la violencia, la pandemia y la crisis sociopolítica que afectan directamente a muchas mujeres y niñas, además de la cultura de la impunidad que promueve el Estado al hacer indultos masivos, hay muchos agresores que andan libres, dando un mensaje de impunidad”, reclamó Mejía.

Ante esta situación, la RMCV ha estado activa denunciando la violencia a nivel comunitario y nacional, acompañando a las mujeres, participando en los procesos de formación y empoderamiento, explicó Mejía.

La defensora de la RMCV agregó que no se quedarán calladas pese a la persecución estatal en contra de las defensoras, seguirán denunciando públicamente a nivel nacional e internacional la falta de atención hacia las mujeres y sobre todo del sistema de desprotección que existe en Nicaragua.

Por Nelson Rodríguez

(Infografías cortesía de la organización Católicas por el Derecho a Decidir)

Deja un comentario