Radio Universidad Online

Comunidad indígena Mayagna exige justicia y el respeto de sus territorios

Tras el ataque armado que dejó como saldo cuatro indígenas asesinados, 10 secuestrados y dos heridos de gravedad la semana pasada a una comunidad indígena Mayagna, ubicada en la reserva de Bosawas, en la Costa Caribe Norte, los familiares y líderes comunitarios exigen al gobierno justicia y seguridad.

El joven indígena Maynord Fernández, se encuentra grave en un hospital de Managua luego de haber sido baleado en la cabeza, durante el ataque, lo cual le podría dejar inmovilizado la mitad de su cuerpo, denunció su papá.

Comunitarios que pidieron omitir sus nombres por seguridad, denunciaron que hasta ahora las autoridades policiales no capturan a los atacantes y la inseguridad ha obligado a desplazar a las mujeres indígenas y a sus niños y niñas a otras comunidades menos peligrosas.

En entrevista para radio Universidad, uno de los comunitarios expresó la necesidad que tienen los Mayagnas de que el gobierno concluya el llamado proceso de saneamiento que consiste en la entrega de sus títulos, reconocer los límites de sus territorios y cumplir con los  derechos ancestrales de los nativos.

Los territorios indígenas Mayagnas constantemente son invadidos por grupos de personas armadas para ocupar la tierra en la expansión ganadera, agricultura y en busca de oro, debido a que son territorios  con riqueza mineral y forestal.

El gobierno ha dicho que respeta las leyes que protegen los territorios e incluso en medios oficialistas informaron que las autoridades locales visitaron la comunidad atacada y les prometieron reconstruir sus viviendas, pero estos es insuficiente dijeron dos comunitarios Mayagnas en entrevista a radio Universidad, porque agregaron que necesitan la demarcación territorial, la seguridad, la justicia por esos crímenes y frenar la invasión de colonos.

Los Mayagnas, son poblaciones autóctonas de esos territorios asentadas en  75 comunidades que componen  9 territorios, de los cuales 7 han sido  titulados, en donde viven cerca de 48 mil habitantes.

Deja un comentario