Radio Universidad Online

Conseguir trabajo no es fácil, ser víctima de trata sí

El alto índice de desempleo y la inseguridad ocasionada por la crisis sociopolítica que enfrenta el país desde hace siete meses, ha ocasionado que más de 52 mil nicaragüenses emigren en busca de una oportunidad laboral o de bienestar, pero muchas veces esta ocasión es aprovechada por redes criminales para convertirlas en víctima de trata.

La trata de personas se presenta en modalidades como mendicidad, extracción ilegal de órganos, trabajo forzado (explotación laboral), adopción ilegal o explotación sexual comercial, según Augusto Will, investigador del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (IEEPP).

Un diagnóstico realizado por el IEEPP en zonas de San Juan del Sur, Chinandega y Jinotega, identificó que la nueva forma de operar de las redes criminales es a través de fronteras, puertos, restaurantes y bares.

Según el investigador, los victimarios aprovechan la crisis sociopolítica para ofrecer empleos, donde las victimas por el interés de una mejor oportunidad cruzan las fronteras de manera irregular, pero una vez que traspasan, son expuestas a explotación y violación de derechos humanos.

“Las redes utilizan a personas conocidas de la comunidad, las contactan y solicitan información sobre la posible víctima, por lo general, estas personas desconocen el objetivo del por qué están realizando la solicitud y es así que se logra la captación”, dijo Will.

En Corinto, una persona quien tenía un hijo con síndrome de down fue contactado por estas redes, fue engañado y su hijo fue vendido a personas de Guatemala. Las organizaciones civiles desconocen el objetivo, pero sospechan que fue por mendicidad o extracción de órganos, lamentó el investigador.

Anualmente entre 600 mil a 800 mil personas cruzan las fronteras internacionales como víctima de trata de persona, de las cuales el 80% son mujeres y el 50% son menores de edad, según datos de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (APRAMP).

Organizaciones civiles preocupadas

La Policía Nacional es la institución encargada de la investigación y conteo de estos casos, sin embargo, sus registros en comparación con los de organizaciones civiles que investigan estos temas, son distintos.

En el 2016, la Policía Nacional registró menos de 10 casos en el anuario estadístico, sin embargo, en la Costa Caribe, una de las organizaciones que atiende este tipo de tema, reportó que había identificado 23 casos solo en el Caribe Norte.

“Hace pocos días la Policía Nacional reportó que para el 2017 hacia acá se registraron 73 casos, pero si se revisa en el anuario del 2017, no se encuentran. Entonces nos preguntamos, ¿Por qué no están el anuario? si la policía lo reporta en comunicado de prensa”, cuestiona Will.

Augusto Will, investigador del IEEPP manifiesta preocupación por registros de la Policía Nacional / Cortesía.

“Conseguir trabajo no es fácil, ser víctima sí”

Para prevenir el delito, el IEEPP ejecuta una campaña denominada “Conseguir trabajo no es fácil, ser víctima sí”, iniciativa impulsada con el fin de fortalecer los conocimientos y prevenir la trata de personas en la población nicaragüense.

“Decidimos crear materiales en su mayoría en redes sociales, contenidos multimedia e impresos, porque creemos en la prevención. Con esto las personas pueden identificar el riesgo y conocer lo que nos puede pasar a todos. Pensamos que la prevención es un mecanismo para evitar esas futuras consecuencias” afirmó Dayra Valle, subdirectora del IEEPP.

Producto de la investigación realizada por el IEEPP también se elaboró un protocolo de actuación dirigido a la ciudadanía en general, comunicadores y organizaciones de la sociedad civil, para prevenir este delito y saber qué hacer en caso de que ocurra.

Dentro de este protocolo se encuentra la serie educativa ¡Actuá ya!, para denunciar la trata de personas. Este recurso tiene como fin sensibilizar y aportar herramientas con el fin de afrontar esta problemática, entendiendo que la misma constituye una violación de los derechos humanos y en particular una forma más de violencia hacia las mujeres, niñas, niños, adolescentes, jóvenes y hombres.

El IEEPP también elaboró el material ¡Abramos los ojos!, que es un manual de prevención sobre la trata de personas en la escuela y la comunidad.

El manual tiene como objetivo desarrollar un proceso de aprendizaje a nivel escolar y comunitario con las madres y padres de familia, maestros y maestras, líderes y lideresas de la comunidad, miembros de organizaciones de sociedad civil, personal de instituciones públicas, promotores, voluntarios y activistas.

Otro material producido por el IEEPP denominado ¡Informemos sobre Trata de Personas!, es una guía para periodistas y comunicadores.

Esta guía pretende que las y los comunicadores y periodistas puedan difundir mayor información sobre este delito en las comunidades urbanas y rurales de Nicaragua, el cual está afectando a los niños, niñas, adolescentes, jóvenes, hombres y mujeres en general. Para ello, se tomó en cuenta el enfoque de abordaje basado en los derechos humanos, de esta forma las y los comunicadores pueden generar mayor opinión pública informada sobre el delito de trata de personas en Nicaragua.

La trata de personas es un delito asociado a las estructuras del crimen organizado, con presencia a nivel nacional e internacional, razón por el cual muchas organizaciones como el IEEPP muestran su preocupación para prevenir este flagelo.

Deja un comentario