Radio Universidad Online

Crisis sociopolítica incrementó las deudas de comerciantes

Nicaragua enfrenta una crisis económica producto del conflicto sociopolítico de los últimos siete meses. Muchos usuarios de créditos no tienen facilidad de pago para los altos intereses impuestos por algunos bancos y financieras, por lo que claman una flexibilidad para poder solventar sus compromisos, según una investigación del Centro Jurídico de Ayuda Social al Consumidor (CJASC), de Managua.

Una usuaria originaria de León que pidió no ser identificada, invirtió en un negocio de turismo con un financiamiento de un banco nacional. La deudora tenía que pagar 800 dólares mensuales, pero debido a la crisis económica originada por la situación política se le hizo difícil pagar, por lo que solicitó una negociación para reestructurar su crédito, pero el banco se negó y al contrario se pagó con las garantías correspondientes a la propiedad que estaba comprometida, ocasionándole la quiebra del sustento a ésta mujer, esto según la documentación de casos que lleva el CJASC.

En Masaya una micro financiera le prestó a una usuaria quien vendía en el mercado de artesanías, luego de las quemas y pérdidas de este negocio, a un hijo de la deudora lo asesinaron en las protestas y al día siguiente de su entierro, la micro financiera le llevó el acta que tenía que entregar las garantías”, dijo el coordinador de CJSAC, Juan Carlos López.

El Centro Jurídico de Ayuda Social al Consumidor presentó iniciativa de ley / Tomada de la web.

Existe iniciativa de ley para flexibilizar cuotas

Para mayo de este 2018 el CJSAC registraba más de 700 casos de usuarios y usuarias con problemas de falta de pago a los bancos por la misma crisis, según datos de este organismo defensor de los derechos de las y los consumidores.

El 29 de mayo, la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras (Siboif), aprobó una normativa para restructurar o dar prórroga a los créditos donde las personas demuestran tener dificultades, pero el CJSAC manifiesta que, a pesar de esta resolución, los bancos y financieras no presentan ningún beneficio para los deudores.

En junio y julio las entidades bancarias, comienzan a cambiar la metodología, no les han otorgado prórroga y ningún beneficio a los deudores, más bien exigen su monto correspondiente”, señala López.

Ante esta problemática, a principios de julio de 2018, el CJSAC decidió proponer  y enviar a la Asamblea Nacional, una iniciativa de ley que busca crear flexibilidad en los plazos o prórroga para los deudores, de tal forma que las cuotas se adapten a lo que los usuarios puedan pagar debido a la crisis económica.

No estamos pidiendo que si la cuota es de 1,000 dólares el usuario pague 50, sino que por lo menos la tercera parte, estos han sido casos que hemos llevado y las entidades bancarias, lo han denegado. No hay visibilidad de cumplimento de las resoluciones”, manifiesta López.

La iniciativa de Ley fue enviada en el mes de julio luego de recogerse 5,000 firmas que es el requerimiento para ingresar una iniciativa de forma independiente, esta fue enviada al poder legislativo para que sea evaluada.

Pero López, duda del impacto positivo que tendría este tipo de iniciativa, dado que, en la Asamblea Nacional la mayoría de diputados son afines al gobierno e históricamente se ha observado que no toman en cuenta iniciativas independientes, solo aprueban las leyes que el poder Ejecutivo les propone.

Sabemos que no tendrá ningún efecto positivo por la politización que existe, ellos no avalan ningún proyecto que no sea enviado por el gobierno”, afirma el coordinador de CJSAC.

Financieras no brindan prórroga a deudores, según Juan Carlos López / Tomada de la web.

Entonces, ¿Qué se espera?

Para el mes de septiembre, la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) calculaba que al menos 347,000 personas habían quedado desempleadas (en el mercado formal e informal), mientras que el Banco Central de Nicaragua (BCN) proyectó que se perderían únicamente 85,100 puestos en todo el año.

Para Juan Carlos López, la tasa de desempleo aumenta cada día y más aún cuando los bancos y financieras no muestra ningún beneficio para los pequeños, medianos y micro empresarios en tiempos de crisis.

Las financieras seguirán actuando en base a la norma jurídica, pueden ejecutar, hay casos de procedimiento judiciales ya iniciados y la ejecución a través de garantías. La preocupación está, si no hay alivio económico, los usuarios no pagan y las financieras les caerán, esto trae más desempleo para Nicaragua”, sostuvo López.

Así mismo, López señaló que las entidades bancarias no muestran interés de negociar de acuerdo a las condiciones del usuario y, que las resoluciones no surten efecto porque éstas mantienen el mismo comportamiento riguroso como si se estuviese en un contexto normal.

La gente quiere pagar, pero la cúpula bancaria ha manifestado un modelo más activista, de seguir ganando más, por el bien del país tiene que haber un alivio para los usuarios, de no ser así, se visualiza el abono a un movimiento “no pago”, indicó Juan Carlos López.

El sistema bancario en el país no se ha pronunciado oficialmente sobre las condiciones de las deudas de sus usuarios en esta crisis y tampoco sobre las medidas que impliquen algún beneficio para sus deudores, extraoficialmente el gerente de uno de los bancos que pidió anonimato, dijo que la política era de puertas abiertas a revisar cada caso y buscar alternativas de pago.

Deja un comentario