Radio Universidad Online

El auge de la educación virtual en Nicaragua en este 2018

La educación presencial ha sido preferida históricamente  por las y los estudiantes nicaragüenses, frente al nuevo modelo de educación virtual, sin embargo muchos jóvenes manifiestan no cursar clases en línea porque el rendimiento final no es el mismo que se puede obtener en las clases presenciales. Pero según algunos estudios y especialistas consultados por radio Universidad, en ambas modalidades, los resultados son los mismos.

La educación virtual ha sido producto de la educación a distancia, como un mecanismo para el desarrollo de aprendizajes y metas en el estudiantado, según la directora del Departamento de Educación Virtual de la Universidad Centroamericana (UCA), Sandra Ruiz.

Para la coordinadora de Educación Virtual de la UCA, Estela Valerio, ésta modalidad ofrece exactamente los mismos beneficios que la educación tradicional e inclusive la comunicación con agentes socializadores es más efectiva, ya que se utilizan medios como los mails, chats, o videochats, videoconferencias, y además de los videos en clases con maestros, foros para debatir temas con otros compañeros y compañeras de clase y hasta de otras carreras afines.

“La educación virtual está centrada en el o la  estudiante,  quien pone su propio ritmo, obtiene acceso a información, variedades de recursos en la web y estrategias de enseñanzas, para desarrollar competencias tecnológicas y en análisis de información”, añadió Valerio.

Para que un o una estudiante curse asignaturas en la modalidad virtual,  tiene que cumplir algunas condiciones, “debe poseer conexión a internet, computadora y algo muy importante, compromiso de asumir el desafío,  debe auto gestionar su tiempo, autorregular su proceso de aprendizaje, por lo que se  requiere de mayor grado de disciplina y responsabilidad”, indica Ruiz.

Según un estudio realizado por el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), de los Estados Unidos, sobre la efectividad de los cursos en línea, son iguales de efectivos que un curso presencial, independientemente del nivel de estudios al que se dirija, esto debido a la posibilidad que tienen las y  los estudiantes a pausar o volver a ver el material didáctico, así mismo, el poder adecuar el material para estudiarlo en el mejor momento del día.

El argumento del MIT,  es respaldado por Andrea Hernández, una estudiante de II Año de la carrera de Finanzas de la UCA,  quien optó por llevar las clases virtuales en esta universidad, “el desarrollo es el mismo que ir a las presenciales, no es mucha la diferencia, solo que los profesores suben videos explicando las materias y de igual forma los estudiantes lo hacemos”, indica.

Para las especialistas, tomar clases en línea es una oportunidad que permite lograr el éxito profesional, el cual fomenta la libertad de elección, sin importar el lugar donde el aspirante se encuentre. También existe la posibilidad de cursar asignaturas bimodales, aquí se combina lo virtual con lo presencial.

“Yo estudio en cualquier momento que estoy disponible y si tengo alguna duda solo les escribo a los profesores a través del foro virtual en el EVA, (Entorno Virtual de Aprendizaje, o plataforma virtual de la UCA),  además que me ahorro en transporte. Me pareció muy bien la decisión de la universidad de implementar este mecanismo, esto nos ayuda a no atrasarnos en nuestra carrera”, dijo la estudiante.

Otro estudio que respalda la efectividad de la educación virtual es el de California State University, también de los EEUU,  el cual destaca que el rendimiento de los alumnos en las clases virtuales puede variar según la materia, pero que, en cualquier caso, la educación virtual contribuye a mejorar el aprendizaje, sobre todo en los alumnos más tímidos y poco participativos.

“Según estudios se aprende igual, son los ambientes que cambian, el adecuarnos a esos nuevos desafíos, nuevos estilos de interacción, es el temor de muchos, pero el proceso se da igual, lo único que la virtualidad no se ve cara a cara y el estudiantado está acostumbrado a ese modelo”, dijo Sandra Ruiz.

Acceso a internet

Un estudio realizado en 2016, por el Instituto de Educación de la UCA (IDEUCA),  sobre hábitos y usos de las TIC  (Tecnologías de la Información y Comunicación), por parte de jóvenes universitarios matriculados en universidades públicas y privadas de Managua y de la Costa Caribe, resalta que los estudiantes de las universidades acceden a internet por un teléfono celular con conexión wifi y el 45% a través de una computadora portátil.

El mismo estudio resalta que la generación nacida entre 1979 a 1996 es llamada nativos digitales, es decir que utilizan la tecnología desde sus primeros años de vida.

Las y los estudiantes son nativos digitales, por tanto, la tecnología es muy familiar, la tecnología es cercana para ellos, hay que vencer ciertos mitos y creencias. El mayor desafío es atreverse, el nivel de responsabilidad del proceso de aprendizaje virtual es individual. “Puedes tener el mejor docente, pero si no quieres aprender no vas a aprender”, afirma Sandra Ruiz.

En Nicaragua, el auge del internet ha permitido que muchas personas accedan a un curso en línea, es por ello que muchas universidades en este 2018, han optado por esta modalidad  y también por la seguridad de las y los estudiantes por la crisis sociopolítica que ha vivido el país en los últimos seis meses, han diversificado su oferta académica, para seguir contribuyendo al crecimiento profesional de los y las nicaragüenses.

Deja un comentario