Radio Universidad Online

En Nicaragua persiste la represión detalla un informe de derechos humanos

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca +, señaló en su más reciente informe, que el gobierno del presidente Daniel Ortega, mantiene una tendencia de represión sistemática desde hace casi 33 meses en contra de la ciudadanía nicaragüense.

Según el Colectivo de Derechos Humanos, se están utilizando recursos y medios del Estado recrudeciendo de esta manera dicha persecución y que deja como consecuencia graves violaciones de derechos humanos en el país.

Entre las violaciones exponen condenas injustas, tortura, desplazamiento forzado, criminalización, así como persecución contra voces críticas y asedio en contra de las familias de presos políticos.

Parte del informe también pone también en evidencia los casos de agresiones a la prensa independiente, por medio de presiones económicas aumentando impuestos a medios de comunicación críticos como Radio Stereo Romance Digital y el Canal 12 de televisión.

Otra de las agresiones que atenta contra la libertad de prensa, según este informe, son el asedio a Radio Corporación, Radio la Costeñisísima y al fotoreportero Frank Cortés, también menciona agresiones físicas a periodistas Verónica Chávez y Josué Garay.

El informe también documenta las acusaciones arbitrarias contra la periodista Kalúa Salazar, David Quintana, William Aragón y Elsa Espinoza, a quienes señalan supuestamente de divulgar “noticias falsas”.

Otros de los aspectos que destaca el informe son las agresiones a defensores y defensoras de derechos humanos, asedio a miembros de organizaciones de familiares de presos y excarcelados políticos, donde madres de estos presos han denunciado tratos inhumanos y prácticas de torturas en el sistema penitenciario del país. 

En el informe, el Colectivo de Derechos Humanos Nunca +, reafirma que continuaran con el compromiso en la búsqueda de justicia para las víctimas de violaciones a sus derechos humanos por parte del Estado de Nicaragua.

El gobierno de Nicaragua desde 2018 ha negado que exista represión en el país  y ha rechazado los informes sobre violaciones a derechos humanos, presentados por organismos naciones e internacionales.

Fotografía de Nayira de Valenzuela

Deja un comentario