Radio Universidad Online

La escuela como máquina para adoctrinar niños

Para los especialistas, el sistema educativo de Nicaragua, está instrumentalizado para fines políticos que sirve para reforzar las figuras del actual presidente y la vicepresidenta. Quizás la educación vive su peor época, y el gobierno se aplazó educando. La falta de profesionalización de los docentes y la baja remuneración hace que el panorama sea aún más agrave, condiciones deplorables en las infraestructuras en las escuelas públicas, la carencia un de pensamiento crítico, manipulación y el adoctrinamiento en los libros de textos, convierte el actual sistema educativo como “Domesticador ideológico” 

Por Sofía Carranza

La foto de los niños corriendo por la escuela ha sido sustituida por una nueva. La imagen de Daniel Ortega, actual presidente de Nicaragua, es la fotografía que da inicio a las unidades de contenidos de quinto años de secundaria de la clase de filosofía. El viejo luchador sandinista, el combatiente de la Revolución de Nicaragua, el mito histórico del sandinismo, es la figura a la que rendir culto en estos cuadernos. 

¿Por qué Daniel Ortega es la imagen principal de los contenidos que se estudiarán en filosofía ¿Qué especie de culto a la personalidad se está creando desde la enseñanza pública, en las escuelas de primaria y secundaria? ¿Hace cuánto Rosario Murillo, la vicepresidenta de Nicaragua y esposa de Ortega, también comparte páginas en los textos escolares? ¿Qué méritos tienen ambos personajes para invadir las páginas donde la ciencia, la matemática y las clases de gramática dejan de sobresalir al margen de dos figuras políticas? 

A la vieja usanza, en los años setenta, Anastasio Somoza García “Tacho” el viejo Somoza, también repartía gratuitamente cuadernos con su fotografía en las tapas de los libros a los niños y jóvenes. Cincuenta años después, la escena se repite, son los nietos de esos jóvenes los que viven la misma experiencia de sus abuelos. 

Arnin Cortez, sociólogo y docente de la Universidad Centroamericana, explicó que la educación, “está instrumentalizada para fines políticos y sirve para reforzar o legitimar imaginarios políticos de los liderazgos actuales que están en el poder. En pocas palabras, el sistema educativo de Nicaragua es un domesticador ideológico”. 

El análisis de Cortez, coincide con la del cineasta Ricardo Zambrana y activista político de la oposición, que dijo con un grado de frustración que las escuelas están llenas de adoctrinamiento político, al igual que muchos de los materiales educativos, ejercicios y materiales didácticos que son utilizados para enaltecer las figuras políticas del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Y enfatizó que “no es una formación para crear futuros profesionales, si no para crear buenas personas partidarias, fieles y leales a sus autoridades”.

“Un fusil más dos fusiles es igual a tres fusiles”

Zambrana recuerda, que cuando niño en los años ochenta aprendió con este tipo de sistema educativo, bélico que les enseñaban a contar con fusiles en los libros rojos de los Carlitos en la década de los 80. 

En los textos que se podía leer: “Un fusil más dos fusiles es igual a tres fusiles”. También había poemas alusivos a la bandera rojinegra y generalmente se veía como una formación con el lema: “Nosotros armados como revolucionarios”, rememoró el cineasta. 

También la socióloga Irene Guido, dijo el adoctrinamiento político es parte de una práctica para jugar con la sicología de los niños. Al igual que muchos, ella aprendió a contar los números, sumando “un fusil más un fusil”. 

Guido, aseguró que la Educación en general, “construye una fórmula muy sencilla basada en que sin Educación un país no sale de la pobreza y actualmente el Gobierno de Daniel Ortega no tiene al sector educativo como una prioridad”. 

Para poder hablar sobre la Educación se debe empezar partiendo sobre qué es y cuáles son sus objetivos principales, según el Sociólogo Arnin Cortez, la Educación es una función social que busca como preparar a los individuos en un proceso de socialización y desarrollo pleno en el entorno humano. 

No obstante, Zambrana aseguró que, “uno de los objetivos de la Educación es ayudar a la comunidad, prestar servicio de ayuda y tener como beneficio la práctica de la empatía con los demás. Aunque también, la cultura es parte de la Educación que las personas necesitan en un país y es más necesaria en el nuestro, porque la Educación va más allá de aprender a sumar o leer”. 

Violación a las leyes sobre educación

Los juristas destacan que el artículo 116. [Educación integral] de la Constitución Política de Nicaragua, no se cumple debido a la instrumentalización política en las escuelas de educación Primaria y Secundaria.

La Ley 116 que contempla: “La Educación tiene como objetivo la formación plena e integral del nicaragüense; dotarlo de una conciencia crítica, científica y humanista; desarrollar su personalidad y el sentido de su dignidad; y capacitarlo para asumir las tareas de interés común que demanda el progreso de la nación; por consiguiente, la educación es factor fundamental para la transformación y el desarrollo del individuo y la sociedad”. 

Jorge Mendoza, abogado y director Ejecutivo de la Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabajan con la Niñez y la Adolescencia (CODENI), dijo que “la educación se ha ubicado como un factor importante para el desarrollo económico, la democracia y el desarrollo de las personas debido a que permite el acceso a otros derechos a causa del conocimiento. Por tanto, es importante, ya que fomenta la convivencia en la sociedad”. 

 “La educación es tan importante como el derecho a la salud y un hogar. En la actualidad se ha visto afectada la accesibilidad a una educación debido a la crisis sociopolítica del 2018 y la actual pandemia COVID-19. Este derecho a la educación de calidad es vulnerado, porque no hay una calidad en la formación, aprecio y remuneración que los y las docentes que necesitan”, refirió Mendoza.

El director ejecutivo de CODENI, relató que “La educación tenía un sesgo político en los años 80 que se evidenciaba en los libros de texto como de Matemáticas, Historia, Ciencias Naturales, Español, entre otros. En 1990, la educación sufrió cambio en el ámbito de calidad y participación. Es a partir del 2006, más el deterioro junto con la intervención de una politización en las enseñanzas de los niños. El Arto. 116 no se siguió cumpliendo y la educación ideal no logró ejecutarse en las escuelas públicas del país”.

La figura del secretario político en la escuela

Mendoza, aseguró que “En la actualidad, ha resultado más importante el cargo de un Secretario político que el de un Delgado de Educación, para acceder a las escuelas las Organizaciones no gubernamentales (ONG) no tienen que pedir permiso al director o directora de las escuelas públicas, deben solicitarlo al secretario político del sector, para que apruebe o no, la visita de las ONG en las escuelas”. Esta es una evidencia de la pérdida de la Educación que propugna el Arto. 116 de la constitución y que, además en Nicaragua no se respetan las figuras de Educación. 

El abogado Juan Cortez, argumentó que “no ha habido una evidencia clara de que la política educativa está siendo capaz de cumplir el artículo 116 de la Constitución Política de Nicaragua.

 Y debería el Estado utilizar inteligentemente los pocos recursos que designa para el sector Educación”. 

Con seguridad y autoridad, Carlos Tünnermann, escritor, ensayista, abogado, político, exministro de educación nicaragüense en los años 80, afirmó que en Nicaragua la Educación está partidarizada, y que es todo lo contrario a lo que una Educación debería ser, por ende, tiene compromisos con los políticos y no con la calidad o el objetivo que plantea el artículo116 de la constitución política. 

Cifras bajas de niños en la escuela

Hablar de Educación es hablar del futuro del país, y en vista de que en Nicaragua hay un adoctrinamiento político permanente, para Tünnermann, si este sistema no cambia, en el futuro Nicaragua será el país más atrasado de Centroamérica en Educación y subdesarrollado. 

“Cuando se logre cambiar de gobierno se deberá cambiar la Educación actual para brindar una de calidad y pertinente”. Según Tünnermann, con el gobierno de Ortega la Educación no va a cambiar porque hay un populismo Educativo, dicen que 1 millón 800 mil niños van a la escuela, pero esa cifra es muy baja y los niños y niñas de las escuelas rurales no se educan. Por ello, el país necesita un cambio para que la Educación mejore. 

Desde el punto de vista crítico de Guido, si el sistema educativo de Nicaragua no cambia, “en el futuro no habrá oportunidades de acceder a estudios en el extranjero porque ningún estudiante va a poseer los conocimientos básicos para pasar los exámenes de admisión. De igual forma, la pobreza se va a agravar y las necesidades del hogar no podrán ser suplidas”. 

El panorama es desalentador y dramático Cortez, como jurista debido a que refirió que se necesitarán tres décadas para que la Educación pueda mejorar y cumplir con la estrategia a largo plazo que potencie el talento y conocimiento requerido para el desarrollo del país. “Hay una consecuencia permanente y es que, cuando los sistemas educativos se ven interrumpidos por razones políticas, perjudican el futuro y comprometen la calidad de personas que van a ser parte de las naciones”.

 “En Nicaragua, la calidad de ciudadanos y ciudadanas se ve afectada por la interrupción de la Educación.  Estas serían unas de las consecuencias más graves y notables causadas por el adoctrinamiento político en las escuelas”, reiteró el abogado. 

Por otra parte, Mendoza pronostica un panorama que afecta el futuro de los nicaragüenses y aseguró que, si el Estado no se compromete a cambiar el sistema educativo actual, el futuro del país se verá afectado económicamente, porque se permite el trabajo infantil en lugar de educar a la niñez.

Los especialistas coinciden que, con este sistema educativo, lo que se promueve a futuro, es que los jóvenes sean condenados a ser los obreros peor pagados del mundo y tendrán los peores índices de vida, porque cuando las personas no se forman académicamente no existen posibilidades de superación.

“Por ello, confiar en la educación de calidad es confiar en que, a través de esta herramienta tan imprescindible, se puede garantizar el futuro del país”, sostuvo Mendoza. 

Mendoza, reconoció que, a los niños de las escuelas públicas, “les enseñan a los líderes políticos que más les convienen, que recuerden o reconozcan como ejemplos a seguir. Infortunadamente, si las personas reconocen que estos actos son incorrectos y lo denuncian, son blanco fácil para la represión”. 

 No hay pensamiento critico

Una de las consecuencias más peligrosas del adoctrinamiento en las escuelas en lugar de Educación, es lo que señaló Cortez, “la ciudanía será acrítica, pasiva sin compromisos históricos democráticos. Además, se está construyendo una ciudadanía populista y un proyecto de nación secuestrado”. 

Otra de las consecuencias las mencionó Zambrana, que tener una educación de baja calidad y con adoctrinamiento “conlleva a tener gobernantes autoritarios o totalitarios, debido a que la sociedad no tiene suficiente conocimiento para cuestionar y enfrentarse a las injusticias con base a sus derechos, porque no los conocen y nunca se los enseñaron”. 

Para la socióloga Guido, agregó que otra de las consecuencias es que, existen probabilidades de que Nicaragua sea uno de los países latinoamericanos con la calidad más baja en Educación. Las consecuencias de tener una Educación como la nuestra es que, muchos jóvenes empiezan a trabajar de manera informal en lugar de estudiar y en el futuro no van a tener la oportunidad de jubilarse porque no van a ejercer un trabajo formal si no estudiaron ni la primaria, secundaria o la universidad. 

De hecho, la politización de las escuelas representa un riesgo para los estudiantes, se puede tomar como ejemplo que en las universidades públicas como la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN), muchos estudiantes fueron expulsados a raíz de la crisis sociopolítica del 2018, esto representó una violación al Derecho Humano de la Educación. 

Cortez, dijo que, la Educación no cumple su función social real, como consecuencia, las siguientes generaciones adolecerán de un proceso educativo que construya ciudadanía, pensamiento crítico y liberador que es relevante para un proceso de desarrollo de la sociedad.

El gobierno dejó en el olvido a las escuelas públicas

Mariantonia Bermúdez,  filóloga y docente,  argumentó que la educación representa siempre un reto, porque se rompen estructuras mentales desde los inicios de vida de las personas.  Una de las problemáticas es la falta de ingresos económicos, traducido en la falta de dinero para tomar el bus, muchos deben caminar kilómetros para ir a la escuela y también los alumnos llegan a recibir clases sin haber comido.

La docente afirmó que esa ha sido una de las mayores preocupaciones el saber que el niño o niña va a la escuela sin desayunar y así no aprende de la misma manera que los demás debido, porque el niño o niña no tiene los nutrientes necesarios para enfrentar las tareas del día. 

Carlos Tünnermann, enfatizó que “el Estado no provee una Educación de calidad, y esto afecta el futuro del país y la posibilidad de que Nicaragua deje de ser el segundo país (después de Haití) más pobre de Latinoamérica. La Educación de calidad y pertinente es el factor más importante para el desarrollo de un país y solamente así se puede mejorar la calidad de vida para la sociedad. 

Además, otro punto que mencionó Zambrana, es que en años anteriores, una gran cantidad de estudiantes no aprobaron los exámenes de admisión, dejando en evidencia los déficit de la educación. 

Recientemente se anuló el requerimiento de este examen para entrar a las universidades públicas por la misma razón, porque no hay una Educación primaria y secundaria que sea de calidad y capacite a los bachilleres para estudiar en la universidad, según los especialistas consultados. 

El abogado Cortez, también mencionó lo grave que es la anulación de los exámenes de admisión en las universidades públicas del país, según él, “esta es otra de las evidencias de la situación en la educación, esto demuestra que los procesos de aprendizajes no han sido satisfactorios en los estudiantes y como consecuencia no están preparados para enfrentar los retos que la Educación superior suscita”.

Hay fallas en términos de calidad, según el sociólogo Cortez, estas parten desde la formación docente y la falta de un sistema global que incluya una cultura en el sistema educativo de interculturalidad, por ejemplo, las personas del pacífico deberían aprender idiomas como miskito y las personas miskitas deberían aprender español.

 Desde otro punto de vista, el abogado Cortez mencionó que, “parte de una Educación de calidad se empieza desde la Educación básica primaria, secundaria y universidad, para que se cree una estrategia a largo plazo, que como beneficio provea en un futuro profesionales idóneos que satisfagan la demanda de trabajos en diversos sectores como el de comercio, economía y el sector social, y que, a su vez, conduzcan al país a tener un desarrollo económico mejor”. 

Las brechas de la educación, el estudio no es un regalo

Una de las debilidades que mencionó Tünnermann, es que “El sistema educativo de Nicaragua tiene serios problemas, principalmente, los docentes se están formando únicamente hasta la Educación media, a través de escuelas normales, únicamente hay una escuela normal superior central y todas las escuelas normales deberían tener el nivel de educación superior”.

 A diferencia de Costa Rica y Guatemala, en Nicaragua los maestros no llegan a la educación superior y eso representa una problemática en la Educación. 

“Los profesores deben aprender a enseñar para que los estudiantes aprendan a aprender, no es suficiente con dictar una lección educativa, se debe enseñar realmente, para que los estudiantes integren a su sistema cognitivo toda la información que entiendan”, explicó el exministro.

Además, Tünnermann sostuvo que, “el bajo salario que reciben los docentes no es motivador para quienes realizan esta labor, Nicaragua tiene salario más bajo de Centroamérica y por ende, no llega al promedio de salario en Centroamérica”. La remuneración de los más de 49 mil docentes en Nicaragua oscila entre los 7,625 córdobas (250 dólares) en primaria y 8,540 córdobas (280 dólares) en secundaria.

Tünnermann reiteró que, el sistema educativo no estimula el pensamiento crítico, por el contrario, “les dicen a los niños y niñas que la Educación que se les imparten en las escuelas públicas es un regalo del gobierno y de quienes lo presiden”. 

Contrario a las políticas del Estado actual, Tünnermann, advirtió que el estado está obligado a brindar una educación de calidad, y en Nicaragua no existe un compromiso para hacer que la Educación sea de calidad. “A los docentes tampoco los dejan tener libertad de pensamiento porque si se expresan corren el riesgo de perder su trabajo. 

De acuerdo con Zambrana, otra debilidad del Sistema educativo es el enfoque en la lealtad al partido más que en una preparación, la facilidad con la que se pueden tomar atajos para evadir responsabilidades académicas”.

No hay interés  para mejorar la calidad de Educación

A partir de los conocimientos de Guido, afirmó que no existe un compromiso por parte del Ministerio de Educación para proveer materiales didácticos de calidad que enriquezcan los conocimientos y valores de los niños y niñas. Esto los hace vulnerables a la desinformación y la ignorancia. Otro punto de vista a tomar en cuenta es “la manera en que los docentes imparten sus clases, no explican, ni comparten con los estudiantes, únicamente llegan a copiar textos en la pizarra, esperan que los estudiantes escriban y al finalizar dan por hecho que los niños y niñas aprendieron algo”.

Guido, aseguró que, en el año 2009, se hizo un intento de educar a través de un modelo constructivista, el cual se basa en que el docente construía las enseñanzas a partir de los conocimientos previos de los estudiantes y había mayor interacción, sin embargo, en la actualidad la Educación no es así, es totalmente decadente, no existe una calidad educativa.

El actual sistema educativo de Nicaragua no cumple con los requerimientos básicos, para establecer modelos de calidad. Un ejemplo, la cantidad de estudiantes en un salón de clase que puede sobrepasar los 70 estudiantes, un solo docente no puede atender a tantas personas, al mismo tiempo. También los libros no cuentan con contenidos enriquecedores para los conocimientos de los y las estudiantes, además las figuras políticas del país no deberían ser parte de los libros de estudio, porque para los niños y niñas es muy confuso, ya que no entienden o no tienen la capacidad de discernir entre lo que es correcto y lo que está mal. 

El deterioro de las escuelas 

En perspectiva del sociólogo Cortez, hay inequidades en términos de infraestructura, recursos, esta opinión coincide con la de la socióloga Guido, que dijo que el término de calidad incluye la infraestructura de los colegios. 

La infraestructura de los centros escolares es una tarea pendiente del Estado, debido a que los niños no gozan de edificios adecuados para recibir sus clases, es usual ver el deterioro de las escuelas, la falta de manteamiento de sus aulas, puertas, baños y áreas deportivas, incluso cuando llueve por el techo se cuela el agua. 

Muchos niños tienen que cargar sus pupitres por la falta de sillas o el deterioro que estás presentan, lo que hace imposible que ellos se sientan cómodos o concentrados recibiendo una clase. 

Para Mendoza, existe una situación muy alarmante en las zonas rurales, por el acceso a las escuelas, y esto se evidencia en el tiempo que los niños y niñas dedican para culminar su primaria, si en el pacífico los alumnos se toman 7 años en llegar a Sexto grado, los niños de la Costa caribe necesitan entre 11 a 12 años para poder terminar su primaria. 

Tünnermann cuestionó la calidad de Educación en las zonas rurales, para él, los contenidos en las escuelas rurales y de las diferentes zonas del país, deben estar contextualizados, los textos de estudio deben cumplir con las necesidades del currículum. 

“Debe existir un ambiente educativo adecuado, con servicio de luz, agua e internet, porque las tecnologías son fundamentales que contribuyen en la calidad. La administración de la Educación no debe ser centralizada y se deberían tomar en cuenta las decisiones regionales con base a las necesidades de aprendizaje en cada región del país”.

Según Tünnermann, “La ley general de educación no se cumple, este año las clases debieron suspenderse debido a la pandemia de la COVID-19, en lugar de educar con deficiencia porque Nicaragua no tiene las condiciones. Además, se relaciona la suspensión de los exámenes de admisión en las universidades porque el estado reconoce que no hubo una calidad de educación y la Educación de secundaria afecta la educación de la universidad”.

Para la socióloga Guido, es muy importante señalar que en las zonas rurales se debe enseñar a través de la lengua materna de los niños y niñas, ya que es primordial en su aprendizaje. “También es un Derecho de ellos el recibir sus clases con el debido respeto y sin humillaciones a sus orígenes o vulneraciones a sus derechos humanos. También, en las zonas rurales no existe una accesibilidad total a las escuelas, los maestros son empíricos y no cuentan con los recursos necesarios para brindar una educación formal”. Para Zambrana, en las escuelas rurales no hay un acceso a una educación justa, porque difícilmente los niños y niñas no podrán enfocarse en estudiar si tienen que sobrevivir todos los días.

Desde el conocimiento de Bermúdez, generalmente, los niños y niñas de las zonas rurales llegan hasta el cuarto grado y después se dedican a laborar con sus padres, por lo que su aprendizaje no llega a ser satisfactorio y no tienen ningún compromiso de seguir aprendiendo. “Los niños y niñas deberían estar en la escuela aprendiendo y no trabajando”.

 Para Bermúdez, “La solución o alternativa para que estas problemáticas se reduzcan, sería la aprobación de una primaria obligatoria por ley. Actualmente la educación no es obligatoria en Nicaragua, y si así fuese, significaría que el estado tendría que estar comprometido a velar que todos los niños y niñas estudien, y que exista una ley que impida el trabajo de los niños y niñas”. 

La formación de las personas no solamente radica en una formación académica, si no en crear ciudadanos que aporten al país en el ámbito cultural. Un tabú muy común que existe, es el de que las personas creen que la lectura es para aprender literatura, algo muy importante es que, si las personas no saben leer y comprender no podrán resolver problemas sencillos, eso es algo que aún pasa en los exámenes de admisión de las universidades.

No se promueve hábito de lectura

La filóloga Bermúdez señaló que el hábito de la lectura es muy importante, porque sin lectura no hay educación, una herramienta muy simple para mejorar la lectura, es leer, solo así se aprende a comprender y desarrollar la capacidad del análisis.

Por otro lado, al leer se crea un amplio léxico, que se aloja en el cerebro y si no hay datos o palabras, no hay manera de escribir. Por tal razón, las personas tienen el deber de leer para recopilar información y palabras que fluyen al momento de expresarse y de escribir. 

En Nicaragua, este problema se expande hasta el mercado laboral, esto significa que, si las personas no tienen conocimientos académicos o de otros idiomas, difícilmente van a poder tener trabajos que sean bien remunerados. Por ello, la fomentación de la lectura, la cultura del esfuerzo y la Educación, son muy importantes para el desarrollo de las personas y del país. 

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible 

Según el Abogado Cortez, “la importancia del cumplimiento del ODS 4 en Nicaragua se enfoca en el mejoramiento de la calidad de Educación que se imparte en las aulas de clase en las escuelas públicas. Para la ejecución de este ODS, nuestro gobierno debe estar con la disposición de aportar a la educación y no a convertirla en una herramienta para su beneficio político”.

Se necesita del apoyo de profesionales de la sociedad civil para trabajar en el mejoramiento de la calidad en Nicaragua, la voluntad política es muy necesaria para que se lleven a cabo los trabajos, y de diversos profesionales puedan aportar con sus conocimientos para reforzar los conocimientos de niños y niñas de las escuelas públicas para mejorar el país desde los grados iniciales. 

Cortez, señaló que “una de las alternativas para cambiar este sistema educativo, se podrían abrir espacios de diálogo con múltiples sectores para abrir el sistema educativo con responsabilidades compartidas y dar lugar a la pluralidad política, según Cortez esto es posible, siempre que exista una voluntad política”.

Además, poner como prioridad también la permanencia escolar y evitar el abandono escolar, si se logra que los niños y niñas puedan asistir a las escuelas durante los primeros tres grados de primaria, es altamente probable la permanencia de estos estudiantes hasta el sexto grado. Si las estadísticas de abandono son más altas que las de permanencia es probable que esa generación de alumnos y alumnas no termine la primaria. 

Por tanto, unos de los factores más comunes que generan el abandono escolar, son las condiciones socioeconómicas, intrafamiliar e interinstitucional, esta última trata de las condiciones que presentan las escuelas públicas para garantizar la permanencia de los infantes. 

Según  las cifras presentadas por  Rosario Murillo, vicepresidenta del paen el año 2020, 1 millón 800 mil estudiantes iniciaron sus clases en todos los centros educativos del país. Según ella, esa cifra representaba la matrícula completa con el 100.14%. Sin embargo,  la misma no se mantuvo en el transcurso del año a causa de la Pandemia COVID-19. 

En 2020, se dispuso la cantidad de 14,587.8 millones de córdobas tras un recorte de 346 millones de córdobas que iban a ser destinados para ejecutar 47 proyectos de mejora de infraestructura escolar. 

La Educación para la niñez nicaragüense ha pasado de ser una prioridad a ser un instrumento para adoctrinar en las aulas de clase de los colegios públicos del país. Esta es una situación muy grave que compromete el futuro del país y la libertad de pensamiento de las futuras generaciones. ¿El gobierno está creando a una sociedad pasiva y obediente? 

SIDE BAR:

Artículo 116 de la constitución política de Nicaragua 

[Educación integral] La Educación tiene como objetivo la formación plena e integral del nicaragüense; dotarlo de una conciencia crítica, científica y humanista; desarrollar su personalidad y el sentido de su dignidad; y capacitarlo para asumir las tareas de interés común que demanda el progreso de la nación; por consiguiente, la educación es factor fundamental para la transformación y el desarrollo del individuo y la sociedad

Deja un comentario