Radio Universidad Online

Más de 100 trabajadores de la salud fallecidos por sospechas de Covid-19 en Nicaragua

Un total de107 trabajadores de la salud han fallecido por sospecha de COVID-19 dentro del contexto de la pandemia, reportó Eddy Valverde, integrante de la Unidad Médica Nicaragüense (UMN); quien, además, declaró que muchos de los galenos se les ha negado el derecho a tener un diagnóstico certero aún después de muerto.

Valverde declara, que muchos de los fallecidos han sido por enfermedades relacionadas o por neumonía sospechosa de Covid-19. “La vida del ser humano es lo único que tenemos, y una vez que se va, no se puede reponer con nada. Desafortunadamente, a muchos de nuestros colegas, ni siquiera después de muerto, se les ha dado el derecho a tener un diagnóstico certero o a hacer una prueba de COVID-19, afirmó Valverde.

Por esta razón, Valverde insta a la población a continuar con las medidas de prevención y a salir solo cuando sea necesario; ya que, aunque no ha habido una segunda ola de contagios, la primera fue mortífera y devastadora.

Declaraciones del Dr. Eddy Valverde

Según un informe del Observatorio Ciudadano COVID-19 Nicaragua, hasta el 23 de septiembre se reportaron un total 10,396 casos sospechosos, de los cuales 2,735 fallecieron; entre ellos: 49 médicos, 24 personal de enfermería, 14 personal administrativo, 8 personal de laboratorio, 3 visitadores médicos, 3 odontólogos y 7 categorizados como “otros” (personal de apoyo, del área de enfermedades de transmisión por vectores [ETV]).

Por otro lado, según datos del informe del Ministerio de Salud (Minsa), en su más reciente informe de la semana del 15 al 29 de septiembre, refiere que, desde el inicio de la pandemia hasta el día de hoy, se atendieron a 4,146 personas.  Además, el Minsa reportó dos decesos relacionados con COVID-19 durante ese lapso; de igual manera, ocurrieron otros fallecimientos por enfermedades crónicas.

Hasta la fecha, según autoridades sanitarias del país, se ha logrado la recuperación de 3,898 nicaragüenses.

Por Roger Avendaño

Deja un comentario