Radio Universidad Online

Michel Bachelet insta al diálogo y el cese de la represión

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas que preside Michel Bachelet, presentó el informe de actualización sobre Nicaragua este jueves 27 de febrero en el marco de la resolución 40/2 del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde instó al gobierno de Daniel Ortega a retomar el diálogo, realizar reformas electorales que permitan transparencias en las elecciones  y detener la represión.

“Desde la presentación de mi último informe en septiembre de 2019, las violaciones de derechos humanos no han cesado, en el marco de un contexto político y social extremadamente complejo”, señala el informe.

El informe agrega que  las organizaciones de víctimas que reclaman justicia, verdad y reparación, sus dirigentes y sus abogados siguen siendo objeto de amenazas e intimidaciones.

Sin embargo el delegado del gobierno el vicecanciller Valdrack Jaentschke, durante su intervención ante Consejo de Derechos Humanos de la ONU, negó los señalamientos de Bachelet y enumeró una serie de logros del gobierno.

De acuerdo al funcionario, “la libre movilización y expresión política están garantizados para quiénes se expresan en paz y sin intenciones de perturbar la tranquilidad de la población”.

Pero el informe de Bachelet señala que “el  derecho a la protesta pacífica es sistemáticamente negado. Los masivos despliegues policiales desalientan a los nicaragüenses a manifestarse. Cuando se realizaron protestas, incluso durante celebraciones religiosas, la policía los dispersó abruptamente o elementos pro-gubernamentales los atacaron violentamente.

El Vice Canciller nicaragüense denunció las sanciones de Estados Unidos en contra de Cuba, Venezuela y Nicaragua, por lo que pidió a la comunidad internacional abogar para que se quiten esas sanciones, las que considera intervencionistas.

Nicaragua cuenta con un  marco legal, se han titulado  23 territorios indígenas que representan el 31% del territorio nacional con un proceso político, económico y social  para garantizar sus derechos y la protección de la madre tierra, dijo el Vice Canciller, respecto a la situación de las comunidades indígenas.

Sin embargo en su informe Bachelet manifiesta su preocupación porque en distintas comunidades indígenas, como los Miskitu y los Mayangna, han denunciado la presencia de colonos en sus tierras, amenazando sus territorios y recursos.

También el informe señala que en 2019 se documentaron 14 homicidios de campesinos en el norte del país, pero solo en 4 casos se han detectado a los responsables y solo una persona ha sido condenada.

Deja un comentario