Radio Universidad Online

Miles de mujeres exigieron alto a la violencia en Nicaragua

Más de cinco mil personas la mayoría mujeres participaron de una marcha que recorrió cerca de un kilómetro en la carretera a Masaya, ubicada en el centro de la capital Nicaragüense, en donde demandaron al Estado y a la sociedad un alto a la violencia machista.

En lo que va del año 11 mujeres han sido asesinadas entre ellas una anciana de 92 años y una niña de 12 años, lo que ha generado indignación de las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres.

La escritora Gioconda Belli, participante de la marcha, dijo que las mujeres en Nicaragua necesitan el poder real, para poder cambiar la situación en el país, aunque el gobierno celebre que Nicaragua está en el sexto lugar en el mundo en equidad de género, esto es ridículo, porque en la realidad las mujeres que están en cargos en el Estado no responden a los derechos humanos de las mujeres.

Es lamentable que la vice presidenta de la república  diga que “en Nicaragua tenemos los niveles más bajo de violencia de las mujeres en comparación con Honduras, El Salvador o Guatemala, es absurdo, eso no quiere decir que estemos bien, es como decir, mal de muchos consuelo de tontos”, dijo la escritora.

Falta voluntad política del Estado, cerraron las comisarias de la mujer, no se ven políticas reales para bajar la violencia contra las mujeres, le quitaron contenido a la ley 779, (Ley Integral Contra la Violencia hacia las Mujeres), sin embargo las mujeres nicaragüenses “somos arrecha, seguiremos luchando”, dijo Belli.

Contrario al pasado 25 de noviembre del año pasado cuando las autoridades impidieron la marcha de las mujeres en Managua, esta vez la movilización se desarrollo de manera normal, ni siquiera hubo agentes policiales de tránsito para regular la circulación, pese a que la carretera a Masaya es una de las avenidas más transitadas en la capital nicaragüense.

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos CENIDH, Vilma Núñez, dijo que cada día se observa que el Estado ya no puede impedir las marchas de las mujeres, sería el colmo que además de permitir los feminicidios reprimieran también esta movilización.

El Estado de Nicaragua tiene una deuda histórica con las mujeres, “las mujeres aportaron a la lucha revolucionaria, sin embargo no se les reconoce esto, señaló Núñez, agregó que la mayor deuda la tienen con las víctimas de la violencia machista.

La directora del Movimiento de Mujeres María Elena Cuadra, Sandra Ramos, que participó de la marcha, denunció las violaciones a los derechos de las mujeres obreras de las maquilas.

Las obreras denunciaron en un reciente encuentro, que cada vez que hay aumento del salario mínimo los empresarios les aumentan las metas de producción, las mujeres jóvenes están quedando lisiadas a temprana edad al no tener las condiciones.

Las obreras en el día realizan 21 mil movimientos repetitivos que sumados en los 22 días hábiles por los 12 meses del año lo que están dejando es una gran cantidad de mujeres lisiadas, tres de cada 10 mujeres presentan problemas en sus músculos ante esta situación, señaló Ramos.

La marcha concluyó en la avenida universitaria en donde llamaron al Estado a frenar la violencia machista, a través de sus instituciones aplicando las leyes, atendiendo las denuncias de las mujeres, aplicando las medidas preventivas y sancionando con todo el peso de la ley a los agresores.

Mientras se desarrollaba la marcha en Managua y en otras ciudades del interior del país,  se conoció de un nuevo feminicidio en el municipio de Santa María de Pantasma, en el norteño departamento de Jinotega, en donde la joven Johana Meza de 30 años fue asesinada por su pareja Noel Cruz de 34 años, quien después del crimen huyo del lugar.

En tanto el gobierno celebró a través de diferentes actos que se desarrollaron durante toda la semana en las instituciones, en donde reconocieron los avances de las mujeres con el gobierno sandinista.

En comunicación con medios oficialistas, la vice presidenta de la república Rosario Murillo, dijo que ““Hemos logrado todos esos avances, evaluados por los organismos internacionales, instalados por los organismos internacionales que nos declaran quinto o sexto país en el mundo en equidad de género”, agrego que se debe trabajar en las casas, en las relaciones de pareja, con un cambio de cultura, con respeto y con dignificad para las mujeres.

Deja un comentario