Radio Universidad Online

¿Nicaragua tiene presos políticos a raíz de las protestas de abril?

Luego de las protestas antigubernamentales  del 18 de  abril hasta el 17 de octubre de 2018, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos CENIDH, contabiliza la detención de 468 personas, a las que considera presas y  presos políticos, de los cuales más de 300 están procesados y unos 40 han sido condenados.

Para el gobierno no existen presos políticos, sí reconocen la detención de 201 personas, de los cuales 184 son varones y 17 mujeres, acusados por actos vandálicos y terrorismo, en el contexto del presunto fallido golpe de Estado, según lo informó el vice ministro del Ministerio de Gobernación Luis Caña, el pasado 19 de septiembre de 2018 a un medio oficialista de televisión.

De acuerdo a denuncias de los familiares de los detenidos y de las organizaciones nacionales de derechos humanos como el CENIDH y la Comisión Permanente de Derechos Humanos CPDH, la lista de detenidos va en aumento cada día que transcurre.

La Alianza Cívica de Nicaragua demanda libertad para los presos políticos/ Cortesía.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia ahora integrante de la recién creada agrupación Unidad Nacional Azul y Blanco que la conforman 41 organizaciones de diversos sectores, las cuales incluyen movimientos sociales, movimiento de campesinos, sindicatos independientes, Movimiento Estudiantil 19 de Abril, académicos y otras agrupaciones empresariales y  sociales, han demandado reiteradamente la libertad de los que consideran presas  y presos políticos, sin que hasta ahora sus acciones cívicas hayan tenido eco.

Las marchas cívicas anti gubernamentales que se realizarían a finales de  septiembre fueron impedidas por la policía nacional y brigadas de antimotines, luego de un comunicado de la jefatura nacional de la policía, donde advertía una serie de prohibiciones y responsabilizaba a los organizadores de las marchas por cualquier acto de violencia y  a la vez informaban que serían detenidos.

“Serán responsables y responderán ante la justicia, las personas y organismos que convocan a estos desplazamientos ilegales desde los cuales se han promovido y se intenta promover, acciones delictivas, destructivas y criminales”, señala textualmente parte del comunicado emitido por la Policía Nacional el pasado viernes  28 de septiembre de 2018.

Sin embargo, abogados constitucionalistas y organizaciones de derechos humanos,  criticaron la medida gubernamental, porque consideran que violenta la Constitución Política de la república  específicamente los artículos 53 y 54,  que reconocen el derecho a la reunión pacifica de las y los nicaragüenses,  sin permiso de las autoridades oficiales.

Nicaragüenses realizan protestas para demandar la libertad de presos políticos / foto: cortesía

 ¿Hay o no presos políticos en Nicaragua?

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), “un preso político es cualquier persona físicamente detenida o en una cárcel, sin haber cometido un delito tipificado, sino porque sus ideas suponen un desafío o una amenaza para el sistema político establecido, sea este de la naturaleza que sea”.

En resumen, un preso político es una persona que por causa de sus creencias y actividades de índole política está encarcelada. Y esto es lo que alegan las organizaciones de derechos humanos y los auto convocados, por lo cual sostienen que, en Nicaragua, sí hay presas y presos políticos.

La Sociedad Internacional para los Derechos Humanos (SIDDHH), considera un preso político únicamente, si la detención ha sido efectuada violando alguna de las garantías fundamentales establecidas en cualquier protocolo de derechos humanos.

En particular señala la SIDDHH, si se violenta la libertad de pensamiento, conciencia, religión, libertad de expresión o información, libertad de reunión o asociación. También si la detención ha sido impuesta por razones puramente políticas, sin conexión con ningún delito tipificado y, si por motivos políticos, la duración de la detención o sus condiciones son claramente desproporcionadas con respecto al delito del que se ha declarado culpable o se sospecha que fue cometido.

Además, si el sujeto es detenido de manera discriminatoria en comparación con otras personas y si la detención es el resultado de procedimientos que fueron claramente injustos y esto pudiese estar relacionado con los motivos políticos de las autoridades, entonces también estamos hablando de presos políticos, señala la SIDDHH.

Argumentos, que son respaldados por la Constitución Política de Nicaragua en el Arto. 30: “Los nicaragüenses tienen derecho a expresar libremente su pensamiento en público o en privado, individual o colectivamente, en forma oral, escrita o por cualquier otro medio”.

Deja un comentario