Radio Universidad Online

Nueva represión suma seis muertos en protestas antigubernamentales.

El gobierno de Nicaragua a través de antimotines y civiles armados atacaron la ciudad turística de Masaya a media hora al oriente de Managua, con el fin de quitar los tranques que obstruyen la vía desde hace más de un mes, el ataque dejó a seis civiles muertos y más de 32 heridos, según denunció la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos.

La ANPDH denunció que en la operación del gobierno participaron militares en retiro con armas de guerra en contra de la población desarmada que solo se defendió con piedras y lanza morteros caseros, lo que provocó la masacre con la cual en dos meses suman 220 personas asesinadas en las protestas antigubernamentales.

Periodistas de varios medios independientes que se dirigían a cubrir el ataque fueron asaltados por los civiles armados encapuchados quienes les advirtieron que se retiraran y además les robaron sus pertenencias, así lo denunció la periodista Leticia Gaitán del canal de televisión 100% noticias.

La Arquidiócesis de Managua mediante un comunicado difundido en las redes sociales citó al Cardenal Leopoldo Brenes, Presidente de la Conferencia Episcopal quien llamaba al presidente Daniel Ortega a ordenar el cese de la represión contra el pueblo de Masaya.

Aunque el gobierno ha quitado mediante las balas más de 10 tranques en las vías principales, las barricadas siguen firmes y al contrario se van a fortalecer hasta que el presidente Ortega renuncie declaró Francisca Ramírez, lideresa campesina anticanal quien dirige los traques de los campesinos.

Al momento en que se desarrollaba la represión llegaba a Managua, el Embajador de los Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos OEA, Carlos Trujillo con el objetivo de observar de primera mano lo que está ocurriendo en el país y a la vez sostener encuentros con el gobierno y con la sociedad civil opositora señaló la embajada de los Estados Unidos en Nicaragua mediante un comunicado.

El Obispo Silvio Báez informó que mientras siga la represión y el gobierno no invite al Alto Comisionado de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Comisión de Derechos Humanos de la Unión Europea y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos el diálogo seguirá estancado.

El fin de semana en el Diálogo Nacional se acordó el cese de la violencia, la creación de mesas temáticas para la democratización del país y la invitación a estos organismos internacionales de derechos humanos al mismo tiempo el retiro gradual de los tranques en la medida que la población se sienta segura, pero el gobierno no ha cumplido.

Deja un comentario