Radio Universidad Online

Obispos llaman a priorizar la vida por encima de lo económico y político

La Conferencia Episcopal de Nicaragua, hizo un llamado a la población a preservar la vida, fortalecer la esperanza, seguir los caminos del amor y llevar una vida en oración ante la incertidumbre, el luto y la vulnerabilidad que viven los nicaragüenses por la pandemia del Covid-19.

“Todo nuestro pueblo fiel está consciente de la fragilidad y vulnerabilidad en el que se encuentra el sistema de salud pública, la rapidez con la que avanza el contagio, la verdad sobre el número de contagiados y muertos a causa del virus”, dicta el comunicado de la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Además, hacen referencia en que el país está sufriendo por la situación grave de la pandemia, “con nuestro pueblo estamos sufriendo su incertidumbre, dolor y muerte. El dolor y la impotencia conducen a la desesperación, familias que lloran a sus muertos sin una despedida, el temor y la inseguridad que sufre la población ante el silencio del estado y la desinformación sobre el avance de la epidemia, el miedo o la imposibilidad de visitar los hospitales sufriendo las enfermedades en el silencio del hogar, la manipulación de la conciencia, coacción y oportunismo político en el manejo de la pandemia”.

El mensaje de los representantes de la iglesia católica de Nicaragua destaca que todos, sin excepción, debemos priorizar el cuido de la vida “por encima de la economía, la vida por encima de los intereses ideológicos y políticos, esto implica la urgencia de fortalecer la solidaridad ciudadana”.

“No escuches la voz de quien esparce odio y divisiones. No escuches esas voces. Los seres humanos, por muy diferentes que sean unos de otros, han sido creados para vivir juntos. Ama a las personas. Jesús nos entregó una luz que brilla en las tinieblas: defiéndela, protégela. Esa luz es la riqueza más grande confiada a tu vida. Y sobre todo, ¡sueña! No tengas miedo de soñar. ¡Sueña! Sueña con un mundo que todavía no se ve, pero que ciertamente vendrá. Vive, ama, sueña, cree. Y, con la gracia de Dios, no desesperes nunca”, añadió la iglesia católica citando al Papa Francisco.

El comunicado emitido el domingo 24 de mayo, recuerda que el contagio del Covid-19 en Nicaragua coincide con los tiempos litúrgicos: Cuaresma y Pascua, tiempos privilegiados de gracia y bendición, “que por el bien común de nuestros fieles y de todo el país hemos celebrado en templos vacíos, misas sin presencia de fieles, pero damos gracias a Dios, fortaleciendo la fe de muchas familias católicas como Iglesias domésticas celebrando en la intimidad del hogar la pasión del Señor y su gloriosa resurrección”.

El pronunciamiento dice que los nicaragüenses estamos llamados a tener una actitud de conversión sobre la forma de pensar, vivir y actuar de acuerdo a la buena noticia de Jesucristo, es decir, “amarnos los unos a los otros”.

Deja un comentario