Radio Universidad Online

El Periódico de los Obispos Italianos Señalan al Gobierno de Ortega de “Autoritario y Oligárquico”

Señala como “paradójico” que el FSLN haya traicionado sus ideales y apueste por un modelo político similar al de la dictadura de Somoza

(*Israel González Espinoza).- El periódico italiano Avvenire –propiedad de la Conferencia Episcopal de Italia, una de las más grandes e influyentes del mundo católico- ha publicado hoy un artículo en primera plana con fuertes críticas contra el gobierno nicaragüense presidido por Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, a quienes ha señalado de llevar al país a un régimen en el que campea “el populismo autoritario y los clanes oligárquicos” a pocos días del encuentro entre el Papa Francisco con todos los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) en Roma.

El artículo de opinión, publicado con el título original de “Dove c’era la guerra: Così il Nicaragua sandinista si è arenato nel Gran Canal” ha salido de la pluma de la periodista italiana Lucía Capuzzi, quién es editora de los contenidos relativos a América Latina en el rotativo católico italiano. Dicha publicación ha llegado a Nicaragua, por medio de las redes sociales.

“Dura crítica al autoritarismo de Daniel Ortega hoy en la primera página del diario italiano Avvenire”, manifestó en su cuenta oficial de Twitter (@silviojbaez) el obispo auxiliar de Managua, el carmelita descalzo Silvio José Báez Ortega, quién ya se encuentra en Roma para participar en la visita ad limina apostolarum que efectuará la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) a mediados de septiembre al Papa Francisco y los distintos dicasterios de la Curia Romana.

“El 19 de julio, exactamente 38 años han pasado desde que el teniente coronel Largaespada rindió a los rebeldes reunidos en el Frente Sandinista de Liberación Nacional. Un movimiento nacionalista con las venas socialistas, heredera – como su nombre lo indica – la lucha contra la ocupación estadounidense de principios del siglo XX, dirigido por César Augusto Sandino”, indica el matutino.

Según Avennire, resulta paradójico para el partido gobernante de Nicaragua, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que sus inicios fueran el de un movimiento político militar contra la dinastía de la familia Somoza, quiénes gobernaron el país con mano de hierro desde 1936 hasta 1979, mientras ahora su líder (Ortega) se consolida en el poder usando técnicas autoritarias, clientelistas y corporativistas -gracias a su alianza denominada “Dialogo y conceso” con el gran capital aglutinado en el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP)-

“Si la retórica de (Daniel) Ortega ha cambiado poco, la política ha hecho su netamente liberal. No es sorprendente que el bloque que lo soporta incluye los líderes del mundo de los negocios, cortejado a fuerza de exención de impuestos”, subraya Avvenire evidenciando el concubinato que existe entre el empresariado, los sindicatos verticales manejados por FSLN y el régimen de Managua.

El rotativo italiano, que utiliza como hilo conductor del artículo periodístico la promesa hecha por el gobierno de Ortega para construir un canal interoceánico por el país centroamericano en 2012, no deja sin crítica ningún aspecto de la política nicaragüense, señalando que si bien es cierto que durante el mandato del ex líder de la izquierda (comenzado en 2007, y reelecto bajo circunstancias anómalas según la oposición política en 2011 y 2016) el crecimiento económico medio ha sido del 4,4%, la prosperidad no ha llegado a todas las capas sociales y se ha “concentrado en pocas manos”.

De la misma manera, manifiesta que el gobierno de Ortega se ha encargado de “silenciar” a los miembros históricos del FSLN que son críticos a su gestión gubernamental, tales como el padre Ernesto Cardenal, la poestisa Gioconda Belli, el escritor y ex vicepresidente de Nicaragua durante la Revolución, Sergio Ramírez Mercado y la comandante guerrillera Dora María Téllez, entre otros.

Así mismo, Avvenire señala que Nicaragua es una nación “incapaz de salir de su pasado”, porque mientras otras naciones del istmo que también sufrieron los embates de la guerra fría (Guatemala y El Salvador) tratan de buscar vías democráticas en medio de violencia y penetración del narcotráfico a todo nivel; la nación nicaragüense se enrosca en un modelo de gobierno autoritario, manifestando que para 2022, Daniel Ortega cumplirá quince años ininterrumpidos en el poder, “más que cualquier otro descendiente de Somoza (padre)”, expresa el artículo.

“Ortega, sin embargo, fue capaz de imponerse a los demás. Hasta convertirse en el ‘hombre inevitable’. Por supuesto, entre el presidente de la junta revolucionaria jóvenes y los ‘dinosaurios’, que, en 2014, cambió la Constitución para asegurar la reelección indefinida, hay cuatro décadas turbulentas de la mitad y el final de la Guerra Fría”, apunta el periódico del Episcopado italiano.

Ortega –indica Avvenire-, manifiesta una seria preocupación, al igual que en la época de la insurrección, en las zonas rurales donde se han gestado varios movimientos anti gubernamentales a lo largo de la historia nicaragüense. El último, y al que hace referencia el matutino italiano es la organización campesina conocida como Consejo por la Tierra, el Lago y la Soberanía (CTLS) que está integrado por campesinos que serían despojados de sus tierras por el proyecto del canal interoceánico. El CTLS actualmente está dirigido por la campesina Francisca Ramírez, una lideresa fuerte que ha encontrado apoyos notables como el de Amnistía Internacional y el de la activista pro derechos humanos, Bianca Jagger –ex esposa del mítico líder de los Rollings Stones, Mick Jagger-.

“Hay cada vez más un fuerte movimiento de resistencia campesina para defender su tierra. Un disparador que era sólo el diseño del ‘Gran Canal’, otorgado para su ejecución -con una ley escrita y aprobada en 72 horas en 2013- al magnate chino Wang Jing. Esta última fue concedida, de hecho, (para) ser capaz de crear un área sustraída de las leyes nacionales, expropiando 100 mil familias, en su mayoría indígenas y en áreas protegidas. Hasta el momento, el canal (interoceánico) -que tenía que estar listo en 2020- quedó en el papel, al parecer debido a contratiempos económicos Wang. Por otra parte, la amenaza de expropiación ha coagulado a la oposición, liderada por el Consejo Nacional de Defensa de la tierra, el lago y la soberanía y la pasionaria del campesino, Francisca Ramírez. Hasta ahora, los activistas han realizado 89 marchas”, revela Avvenire.

El artículo cierra con una enigmática frase del escritor argentino Julio Cortázar, quién durante la agresión estadounidense contra la entonces naciente Revolución nicaragüense expresó “Tarde o temprano esto va a ser un lugar de paz y aquí vamos a construir escuelas. Y siempre habrá personas para recoger todas las naranjas”. El sueño del autor de “Rayuela” para el país centroamericano tendrá que esperar, otra vez, para ser realizado.

*El autor es corresponsal de la agencia de noticias Religión Digital de España en Nicaragua. Colaborador de la sección ‘Religión’ del diario La Prensa.

Deja un comentario