Radio Universidad Online

Reconocida manifestante de la tercera edad se exilia tras recibir amenazas

Una figura icónica de las manifestaciones cívicas ha dejado Nicaragua. Doña Coquito, bautizada cariñosamente por los nicaragüenses como la «abuelita vandálica» se exilió en Costa Rica.

Miriam del Socorro Matus de 78 años de edad, se ha sumado a la lista de personas que han salido de Nicaragua ante el asedio y la persecución política. Su presencia en marchas y protestas fue tan notoria que incluso llegó a ser detenida por la policía y permaneció en las celdas de Auxilio judicial en Managua conocida como el Chipote. 

Doña Coquito, tomo la decisión de exiliarse en Costa Rica debido a las constantes amenazas y asedio de parte de simpatizantes del gobierno. Así lo confirmó su hija, Lisseth Vargas.

Vargas señaló que en las dos últimas semanas aumentó el asedio contra su madre, relató que algunos simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional llegaban a su puesto de venta a vigilarla y hasta ofenderla.

En septiembre de 2018, la abuela vandálica fue detenida ilegalmente por varios policias cuando participaba en una manifestación pacífica en el sector del mercado Iván Montenegro, en la capital.

Coquito tuvo 18 hijos, nueve mujeres y nueve varones, sin embargo, la mayoría la han abandonado. Ella anteriormente ya había denunciado el constante asedio por participar en las protestas en contra del gobierno.

Coquito se volvió uno de los rostros más visibles cuando en la primera sesión del diálogo en el Seminario Nacional Nuestra Señora de Fátima, regaló el agua helada que tenía de venta en el lugar a los manifestantes que demandaban justicia por las víctimas de la represión.

Su gesto se viralizó en las redes sociales y recibió el apoyo de muchos nicaragüenses que le ayudaron con mejoras a su vivienda, dulces y productos para su negocio, así como alimentos. Sin embargo, supuestamente simpatizantes sandinistas le destruyeron y le robaron su venta.

La última vez que se le vio a la abuelita vandálica fue apoyando a las madres que esperaban información sobre sus hijos detenidos en las celdas El Chipote; y recientemente llegó al Sistema Penitenciario Nacional conocido como “La Modelo” para apoyar a las madres y familiares de los presos políticos.

 

Deja un comentario