Radio Universidad Online

Temas de agenda estancan las negociaciones en Nicaragua

Durante una semana se ha estancado el diálogo en Nicaragua luego de conocerse la agenda de la Alianza Cívica para continuar en las negociaciones y el gobierno tiene otra agenda.

El reinicio del diálogo también se complicó por la represión del gobierno a una marcha pacífica convocada por la Unidad Nacional Azul y Blanco y estudiantes universitarios, que dejo como saldo varios golpeados y unas 165 personas detenidas por varias horas y luego puestas en libertad, debido a las gestiones del representante del Vaticano en Nicaragua.

La agenda de la Alianza Cívica, para continuar en el diálogo, incluye el cese de la represión, la liberación total de los presos políticos, parar el hostigamiento en las calles, la restitución del derecho a la libre manifestación pacífica y la democratización de Nicaragua a través de reformas electorales que permitan el adelanto de las elecciones.

En tanto la delegación del gobierno que participa en el diálogo presentó su propia agenda, que incluye la revisión de los casos de los presos ya condenados por cometer delitos en las protestas, la ex carcelación poco a poco de los que están en proceso judicial y reformas electorales, pero retomando un acuerdo con la Organización de Estados Americanos OEA de cara a las elecciones programadas para el 2021 como lo establece la Ley Electoral.

Desde el 20 de febrero que iniciaron las negociaciones en esta segunda etapa de diálogo, el gobierno ha dado casa por cárcel a unos 150 presos por haber participado en las protestas, pero la Alianza Cívica exige la liberación sin condiciones de los 660 que continúan encarcelados.

La Alianza Cívica también exige la participación de organismos internacionales como garantes del diálogo, por tal razón el gobierno invitó a la OEA, organismo que envió a Luis Ángel Rosadilla para indagar sobre estas negociaciones.

En redes sociales, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro ha dicho que este organismo exige la liberación de todos los presos políticos y el cese de la represión como condición para participar en el diálogo.

Deja un comentario