Radio Universidad Online

Los cuidos en la belleza durante la pandemia pueden aportar a la felicidad

En dos paneles virtuales los y las expertas del Avon Innovation Centre, compartieron desde New York, conceptos clave sobre la incidencia y el rol de la belleza física y emocional en la vida cotidiana de las personas durante y post pandemia.

“La Belleza del Futuro” y “Democratización de la Belleza” fueron los temas de ambos conversatorios con periodistas de América Latina, incluyendo Nicaragua, en los que participaron Lisa Gallo, responsable de Desarrollo del portafolio global de innovación de Avon, Josie Adams, vicepresidente de ingeniería y desarrollo de nuevos productos y Anthony González, director global de investigación y desarrollo de productos para el cuidado del rostro y cuerpo.

En el Centro de Innovación de Avon, ubicado en Suffern Nueva York, trabajan más de 200 científicas y científicos de diversas disciplinas en investigación y desarrollo de productos que se originan a partir de las tendencias y los cambios culturales en todo el mundo, para garantizar que los productos lideren el camino de la innovación en belleza física y emocional de las personas.

“Avon es una marca de clase mundial que tiene la oportunidad de estar cerca de las y los consumidores cada día. Tenemos la capacidad de escuchar y este conocimiento contribuye al desarrollo de productos de alta gama y desempeño con las características que las personas buscan en todo el mundo, comentó Lisa Gallo.

El Centro de Innovación está conformado por una red de laboratorios que formulan, desarrollan y prueban los productos. El más grande de ellos es el laboratorio de color, donde colaboran 23 personas desarrollando alrededor de 250 nuevos productos de maquillaje cada año. Ofrecer un nuevo producto de maquillaje en el mercado puede llevar entre seis meses y seis años, desde la concepción hasta la creación.

El rostro de las personas es el canvas para la autoexpresión. Las personas tienen que sentir la libertad de rescatar su herencia cultural y expresarla en su rostro a través del maquillaje. La belleza no es una idea única sino un concepto flexible que cada persona puede definir y que le ayudara a su autoestima y por ende a su felicidad.

“Durante la pandemia, el cuidado de la piel se volvió tremendamente importante. Los productos fueron socios para desarrollar todas las rutinas de cuidado en la propia casa, las personas sumaron rituales de ‘hazlo tú misma”, señala una nota de de prensa de AVON en Nicaragua.

La coyuntura actual por la que el mundo atraviesa ha sido materia de reflexión. “La belleza se reimaginó. La pandemia profundizó el sentido de comunidad, por primera vez sentimos que estábamos viviendo un momento en común con el resto de la humanidad y la belleza tuvo un rol conectando a las personas con un tema y actividades que las hacían sentir mejor en un contexto crítico que nos afectó física y emocionalmente. Es sorprendente como algo que puede ser considerado superficial aportó tanto valor emocional para mejorar nuestra resiliencia” comentó Michelle Chávez, experta en tendencias globales. “A su vez, el aislamiento en los hogares despertó el sentido de una belleza para una misma, por el placer de disfrutar internamente la experiencia”, concluyó.

Josie Adams por su parte, incorporó en el foro,  la relevancia que la sustentabilidad tiene desde el punto de inicio de desarrollo de los productos “Hoy las personas hacen elecciones conscientes. Sabemos que la elección sobre los productos impacta en el planeta en el que habitamos. Esta conciencia se volvió palpable durante la pandemia, comprobamos el impacto individual de nuestras acciones y elecciones en el medioambiente”.

La trasnacional Avon Innovation Centre incorpora los cuidados del medio ambiente y la protección de los animales en todas sus fases de investigación, producción y comercialización.

La belleza también por salud

 

Auxiliadora M. Hernández, es una ingeniera de profesión, madre de dos hijos, narró que durante lo más fuerte de la  pandemia en Nicaragua, estuvo trabajando desde su casa y a la vez atendiendo a sus hijos en las tareas del colegio, pero también siguió pendiente de los cuidados de su piel y de su maquillaje, que como toda mujer moderna, no le debe faltar.

“Una se maquilla, para una misma, para sentirse bien, para cuidarse la piel, el cuerpo y para sentirse bien emocionalmente, la belleza física también es importante para la belleza sentimental”, dijo la consultada.

En la sociedad machista que a veces se vive, incluso algunas mujeres, mal piensan que el maquillaje es solo para salir o para que el marido o pareja la vea, lo cual es un error, la belleza física es muy importante para toda mujer, para sentirse bien así misma, dijo Hernández.

­­por Nelson Rodríguez

Deja un comentario